IndustriaEmpleado DigitalEducaciónComercioSaludDeporte
Estás en : Inicio > Industria > Unmanned Life
 
Entrevista "El 5G aporta una gran flexibilidad y una ventaja competitiva"

 

Jorge Muñoz

Vicepresidente Business & Marketing de Unmanned Life

Uno de nuestros partners tecnológicos es Unmanned Life, una empresa líder en ofrecer soluciones tecnológicas a través de un software capaz de controlar, conectar e integrar cualquier tipo de robot autónomo. Dentro de esta robótica están los drones, cuya aportación a las industrias ha supuesto un salto cualitativo y cuantitativo.

Hemos hablado con Jorge Muñoz, Vicepresidente Business & Marketing de Unmanned Life, quien nos ha contado cómo funciona la plataforma que han desarrollado y lo que son capaces de ofrecer a sus clientes, gracias a la conectividad del 5G.

¿Cuál es el campo de acción de Unmanned Life?

Nuestra plataforma es un software capaz de gestionar cualquier dron o tipo de robótica, sin importar el proveedor o sistema operativo que utilicen. Podríamos conectar Autonomous Mobile Robots (AMR), Robotics Arms, drones, e integrar humanos a la plataforma para trabajar en un ambiente colaborativo.

Dentro de las capacidades que ofrecemos como plataforma, lo que importa es la inteligencia del robot. Puedes cambiar de hardware, pero lo verdaderamente importante es el cerebro que los controla.

¿Qué aporta el 5G a los drones?

En Unmanned Life podemos trabajar con cualquier tipo de red, aunque el 5G juega un papel esencial. Nacimos al mismo tiempo, así que podríamos decir que somos nativos de 5G, lo que nos aporta una gran flexibilidad y una ventaja competitiva.

La relevancia de esta conectividad se rige bajo dos factores primordiales. Por un lado, la baja latencia que nos permite controlar flotas de robots autónomos, drones en este caso. Se necesita una conectividad totalmente confiable para que todos los datos que van recogiendo estos robots autónomos, se almacenen en un cerebro inteligente que los analice en tiempo real.

Por otro lado, el edge computing hace que este proceso sea posible de forma más rápida y cercana.

 

¿Qué nuevas capacidades tendrán los drones con la implementación del 5G?

Las capacidades que ofrecemos son múltiples, todo va a depender del caso de uso. Se puede aplicar a cualquier área que necesite robótica autónoma, aunque actualmente con lo que más estamos trabajando es con la industria 4.0 y las smart cities.

Nuestras capacidades principales son las siguientes:

  • ‘Device/Swarm management’: gestión autónoma de flotas de robots y drones.
  • ‘Data management’: recolectamos los datos, los integramos con otros servidores y, después, obtenemos la interpretación de toda la información en tiempo real.
  • ‘Mission management’: la plataforma comunica al dron la acción que debe realizar.
  • ‘Decision management’: gracias a nuestra plataforma inteligente, los drones recolectan y procesan datos de forma autónoma para tomar decisiones en tiempo real.
¿Cómo afecta a la productividad y a la rentabilidad de las empresas el uso de esta tecnología?

Trabajamos con dos enfoques. Por un lado están las smart cities, que pertenecen al sector público, y por otro, la industria 4.0, que corresponde al sector privado.

Si hablamos del sector público, un uso muy interesante es el que se aplica a búsqueda y rescate. Imagina que hay una emergencia y que debemos desplazar un helicóptero. El precio por hora es muy alto, igual que los tiempos de respuesta. Sin embargo, podemos tener cinco drones de manera simultánea escaneando la zona de una manera más flexible y rápida.

Con esto ahorramos en costes, tiempo y recursos humanos. Estaríamos hablando de que en lugar de movilizar a 30 personas, solo se necesitan 9. Hay un espacio extra que debería ser eliminado.

 

Lo mismo sucede si hablamos de la industria. Trabajamos con SEAT, donde aplican los principios de ‘just on time production’. Si en un día se tienen que ensamblar 1.000 coches, cuentan únicamente con 1.000 piezas. Cuando una se rompe, hay un problema porque los tiempos para sustituirla son muy largos.

La manera en la que están distribuidas estas grandes empresas es parecida al de una ciudad. En el centro está la línea de ensamblaje y alrededor las fábricas de cada componente. Hoy ya pueden buscar esta pieza con drones que aún se manejan de forma manual, con un piloto, lo que lo hace poco flexible e inseguro. Nosotros ofrecemos que el proceso sea con un dron autónomo, disminuyendo por cinco el tiempo de respuesta.

¿Qué otros casos de uso tenéis?

Te cuento la colaboración con la ciudad de Viena (Austria) que tuvimos hace unos meses, donde pudimos trabajar junto con los bomberos para dar respuesta a casos de emergencia. Resulta que reciben unas 200 llamadas al año de personas que caen en el Danubio. En estas situaciones necesitan movilizar hasta 30 personas y a veces helicópteros. Ahora, cuentan con dos drones que escanean el río y a través de la analítica identifican si ha caído una persona o un objeto. Y, en caso de que sea necesario, envían un tercer dron con un chaleco salvavidas para hacer el rescate.

Lo más atractivo es que al ser una plataforma modular, se puede modificar todo y adaptarlo, por lo que este tipo de rescate puede aplicarse en una montaña, en el mar o en el desierto.

Como te comentaba, también estamos trabajando con SEAT y con Telefónica Empresas en la parte de smart factories.

Un dron puede enviar partes del coche y se conecta con un vehículo autónomo AMR que hace la operación interna. Es un proyecto impresionante porque no solo estamos conectando un dron con un vehículo autónomo, que son de distintos tipos de hardware, sino también integramos 5G y 4G, operaciones indoor y outdoor, o el cloud, con edge computing.