IndustriaEmpleado DigitalEducaciónComercioSaludDeporte5GSostenibilidad
Estás en : Inicio > Industria > Los buques de Navantia con coraza en 3D
 

Una coraza en 3D

Aplicar la Realidad Aumentada y modelos tridimensionales al diseño de piezas industriales permite su ajuste al milímetro antes de la fabricación y montaje

Soldaduras a gran escala, ingenierías superpuestas, maquinarias y procesos complejos, profesionales de alta cualificación para tareas críticas… Hablamos de grandes buques como los que construye la naviera pública Navantia. 

Su apuesta por la transformación digital la está convirtiendo en referencia más allá de su sector, gracias a avances como la asistencia remota para diagnóstico y soporte: cuando un proceso industrial o una pieza importante se averían, es inevitable esperar lo que sea necesario al técnico experto. Durante esos días puede detenerse la cadena industrial, pero ahora operarios locales y menos especializados aplican Realidad Aumentada y modelos 3D para reparar o mantener a distancia, asistidos por ese mismo o cualquier otro especialista. 

Este proyecto se combina con otros como la visualización de piezas virtuales que permite a los diseñadores comprobar al milímetro su ajuste en el emplazamiento real donde irán ubicadas, antes de la fabricación y el montaje. Su sistema, inédito, de detección temprana evita errores tan frustrantes como que un conducto de ventilación no tenga espacio suficiente y la naviera solo caiga en cuenta al intentar instalarlo.  

Un buque es un puzzle colosal, se construye por módulos que deben encajar con una precisión absoluta. De ahí que la verificación previa de las mediciones sea crítica para cumplir plazos, presupuesto y calidad, y que se emplee escaneado láser en 3D y el procesamiento en ordenadores de la ingente cantidad de datos que genera.  

Pero un nuevo modelo desarrollado junto con Telefónica y Ericsson revoluciona ese paso aplicando ancho de banda 5G para enviar toda esa información, vía streaming, a ordenadores ubicados en el Edge Computing de la red móvil, lo que permite prescindir de los computadores situados a pie de astillero.