IndustriaEmpleado DigitalEducaciónComercioSaludDeporte5GSostenibilidad
Estás en : Inicio > Sin categoría > Centro de demos
 
El laboratorio de James Bond está en Madrid

 

El espacio de demostraciones de Telefónica Empresas aglutina más de una centena de dispositivos con la tecnología de última generación, aquella sacada de las películas de ciencia ficción

El espacio de demostraciones de Telefónica Empresas tiene 1.500 metros cuadrados y más de 180 demos con la tecnología más puntera. Pero no tiene sentido describir en términos físicos un espacio con tanta proyección virtual. Muchas de sus potencialidades están en la nube. Este lugar, ubicado dentro del Distrito Telefónica, en Madrid, recoge lo mejor de las tecnologías presentes y futuras. Aquí vuelan drones, se proyectan hologramas en ventiladores, se retransmiten operaciones en directo en simposios médicos… También hay gadgets más pequeños, pero igual de impresionantes: hay plantillas con geolocalizadores y gafas de realidad virtual.

Parece el laboratorio de Q, el creador de increíbles inventos de las películas de James Bond. En la planta baja, un largo pasillo va dando acceso a distintas salas. Una está dedicada a los avances en medicina, otra a los servicios comerciales y de atención al cliente. Una maqueta de un cultivo hidropónico a gran escala acaba de impresionar al visitante. Pero no se trata de que este admire el sitio como si fuera un mero decorado, sino de que participe y aporte. “Me gusta pensar en este lugar como en un ágora digital”, comenta Guillermo Bataller, responsable de Innovación Centro de Demostraciones. “Un lugar donde compartir, donde debatir y donde entre todos conocer y levantar la tecnología”.

El espacio de demostraciones de Telefónica Empresas es como una demo del futuro que está por llegar. Los avances que vemos en las noticias y, unos meses después, en los sitios más punteros, se encuentran hoy aquí para ser vistos, tocados y admirados. El 70% de sus demostraciones, aunque parezcan sacadas de una película, ya son realidades en el presente. El porcentaje restante pertenece a prototipos y sirven para demostrar las potencialidades del 5G, una tecnología que empieza a dar sus primeros pasos a ritmo de carrera.

En la primera planta pasamos a un espacio más diáfano. Un lugar donde vemos los últimos avances en seguridad y ciberseguridad. La pandemia ha acelerado la necesidad de proteger los equipos informáticos no solo en el lugar de trabajo, sino en los domicilios de los empleados, así que esta es un área crucial. En este sentido, también se muestran distintas tecnologías relacionadas con el mundo laboral. “Aquí descubrimos cómo va a ser el nuevo puesto de trabajo”, explica Bataller. “Cómo va el cloud a revolucionar las oficinas, la forma en la que nos relacionamos con otras empresas, con la sanidad, con la justicia…”. No es lo único. Aquí también se proyectan las potencialidades de las smart cities o el internet de las cosas (IoT). Cómo se puede aprovechar el dato. Cómo, en definitiva, va a ser nuestro futuro.

Un AGV (vehículo de guiado automático, por sus siglas en inglés) va adelante y atrás en un camino prefijado, transportando una pesada carga. Un dron vuela bajo y va clasificando mercancía. En la recta final de nuestro paseo por este espacio nos adentramos en la Industria 4.0. Vemos aquí los robots que están haciendo las fábricas más eficientes, con demostraciones que muestran cómo el 5G está creando soluciones extremo a extremo.

El espacio de demostraciones de Telefónica Empresas recibía miles de visitas anuales antes de la pandemia. Socios, clientes y compañeros se paseaban por las salas temáticas, descubriendo los últimos avances en telemedicina o ciberseguridad. Después de lo vivido en los últimos años hemos normalizado las visitas virtuales, también aquí. Bataller defiende el espacio como un lugar híbrido: “Necesitamos espacios como este dónde venir y compartir, bien virtualmente, bien físicamente, y hablar entre todos”, explica. Porque 1.500 son muchos metros, pero se tornan insuficientes para abarcar todo lo que engloba este lugar.